Tips para seguir tu proceso durante las vacaciones

Nos vamos de vacaciones, pero no nos olvidamos de vosotros. Además de tenernos disponibles siempre en nuestro teléfono 678 188 302, también os queremos dejar recopiladas en este artículo algunas recomendaciones para sobrellevar este atípico verano lo mejor posible.

Ejercicio durante el verano

Pasear y caminar, evitando las horas centrales del día, siempre es un acierto. Más aún si lo hacemos descalzos por la orilla del mar. El agua nos ayuda a la circulación y a calmar las piernas inflamadas.

Y ya seas más de mar o de piscina, los beneficios de nadar muchos y está especialmente recomendado para personas con exceso de peso, debido a que, dentro del agua nos sentimos más ligeros, por lo que conseguimos quemar calorías con menor esfuerzo. Además, ayuda a fortalecer la espalda realizando ejercicios dentro del agua. 

Aprovecha también todos los deportes a los que se puede optar gracias al buen tiempo.

Hidratación, clave para combatir el calor

Con deporte o no, en verano sufrimos temperaturas asfixiantes. El calor estival debe combatirse con mucha hidratación. El agua será nuestra mejor aliada, pero también hay alimentos bajos en grasa y azúcares como sandía, sopas frías como gazpacho, tés fríos, etc.

Con ellos combatimos las altas temperaturas, y evitamos bebidas y alimentos con un aporte calórico excesivo para nuestra dieta, como cerveza, helados o refrescos.

El calor, además, hace que en ocasiones suframos deshidratación, lo cual podemos percibir como sensación de hambre. ¿Cómo podemos saber si es hambre real? Si a los 10 ó 15 minutos tras beber agua persiste la misma sensación de hambre, entonces sí que es hambre real y no consecuencia de la deshidratación.

Alimentación saludable también durante las vacaciones:

La tentación de chiringuito, barbacoas y tepeo es mayor en verano y durante las vacaciones. La fuerza de voluntad es primordial si queremos tener un control de la ingesta diaria. Sin embargo, esto no significa que no podamos disfrutar de otros alimentos y recetas exquisitas, saludables y propias de estas fechas.

El rey es sin duda el gazpacho. Receta habitual en dietas por su bajo contenido calórico y por su aporte en vitaminas gracias a todos los vegetales que hay entre sus ingredientes. Por supuesto, también tenemos como opción realizar un salmorejo sin necesidad de incluir pan entre sus ingredientes y preparándolo con menos cantidad de aceite. ¡Ambas recetas muy fresquitas!

Otros alimentos propios de la temporada son la sandía y el melón. Frutas muy refrescantes, que aportan mucha hidratación y, gracias a sus azúcares naturales, son la alternativa ideal para saciar nuestros antojos de helados durante el verano.

Con ellas podemos hacer nuevas recetas, o comerlas tal cual, incluso como aperitivos para tomar en la playa. Otras alternativas podrían ser las ciruelas, los melocotones, las zanahorias crudas o frutos secos de bajo aporte calórico como almendras o nueces. 

¿Septiembre? ¡Tu salud empieza hoy!

Ya sabemos lo importante que es hidratarse para soportar las altas temperaturas. Otra opción más para no pasar calor es optar por una vestimenta más ligera. Es ahí cuando muchas personas sufren complejos por mostrar su cuerpo. 

No debemos vivir obsesionados con nuestro aspecto físico o dejarnos influenciar por las comparaciones o el qué dirán. Hay que ser conscientes de que nuestro cambio es por nuestra salud, que es un camino lento y en ocasiones complicado, pero si no abandonamos, poco a poco los complejos serán historia.

Por ello, el verano no debe servirnos como excusa para relajarnos. No debemos dejarlo ya para septiembre o para el inicio del nuevo curso. Nada de “ya es tarde” o de “mañana empiezo”. ¡Tu salud empieza hoy!

Leave a reply